Publicación de la Asociación Europeos

Homenaje a los jubilados españoles e italianos

Homenaje a los jubilados españoles e italianos

El Ayuntamiento de Zúrich organizó el pasado 21 de mayo un homenaje a los jubilados españoles e italianos que viven en el cantón. Con este homenaje se ha querido reconocer su participación activa en el desarrollo de la ciudad. Al acto asistieron unas 700 personas que abarrotaron el salón de actos del ayuntamiento.

La alcaldesa de la ciudad, Corine Mauch, que dio la bienvenida a los participantes, dijo entre otras cosas: “La integración tiene éxito cuando no solo los que llegan se sienten a gusto en la ciudad en la que viven, sino también cuando la población local se adapta a algunas costumbres de los que llegan de fuera con otra cultura… Comemos mejor, nos vestimos con más elegancia, pasamos más tiempo al aire libre, somos más creativos y sabemos divertirnos de verdad; Zürich se ha convertido en una ciudad más vitalista desde la llegada de ustedes, los emigrantes”.
Zúrich no es la misma ciudad de hace 50 años. Se ha internacionalizado y eso se puede comprobar leyendo las cartas con el menú que ofrecen los restaurantes. Los extranjeros le han dado alegría y colorido y han logrado que la ciudad de Zúrich se sienta orgullosa de estar integrada por personas de 120 países.

IMPRESIONES DE LOS  PARTICIPANTES
La respuesta a la invitación fue tan masiva que tuvieron que habilitar con sillas cuatro plantas de la casa del Ayuntamiento y aún así, era difícil encontrar lugar donde sentarse.
La audición era perfecta y se instalaron pantallas gigantes a fin de que todos pudieran ver a las personalidades que hablaban.
El discurso de la alcaldesa estuvo muy bien preparado y cosechó abundantes aplausos de los presentes. Ella supo dar al acto verdadero calor humano, de reconocimiento a tantos sacrificios que a lo largo de más de cuarenta años los emigrantes españoles e italianos han hecho a favor de la ciudad de Zürich.
Este reconocimiento ha llegado tarde, para algunos, pero es un detalle que se agradece. Y como dice el refrán español: “Más vale tarde que nunca”.
Cristina Büttikofer-Beltrán se encargó de la acogida de los españoles y de la traducción del alemán al español.
A los parlamentos siguió la música y un rico y abundante aperitivo para todos los asistentes.
A todos los participantes se les obsequió con un libro sobre la ciudad de Zúrich y las actividades que en ella se desarrollan.
Los emigrantes presentes han quedado, en general, muy contentos y agradecidos por la invitación y la forma como se les ha tratado.

EL CAMINO DE LA ACEPTACIÓN Y DE LA TOLERANCIA
Pero no todo son rosas en este jardín. Rafael Sánchez, director del Teatro Neumarkt de Zürich, recordó en su alocución que “Suiza marcha cada vez más deprisa y de manera brutal en dirección a la intolerancia y la xenofobia”.
En el mes de julio de 2011, el partido político SVP ha lanzado una propuesta de ley contra la libre circulación de las personas junto con la prohibición de dar asilo y restringir la emigración a un número limitado de personas, que se establecerá por ley cada año. Los acontecimientos de Noruega en este mismo mes de julio obligan a abrir los ojos no solo a las autoridades civiles, policiales, sino a toda la población europea en general: apoyando actitudes xenófobas solo se consigue cavar tumbas para víctimas inocentes.
Por su parte, el cantón de Zürich está preparando desde hace varios meses una nueva ley de integración en la que se contempla la obligatoriedad para todos los emigrantes del estudio de la lengua alemana y, al mismo tiempo, estimula a los emigrantes a la participación en la vida pública, así como a fomentar la aceptación mutua y la tolerancia entre los ciudadanos.

 

LA INVITACIÓN DE LA ALCALDESA

Estimadas Señoras, Estimados Señores,
Es un gran placer invitarles a este acto en el Ayuntamiento. Será una fiesta que estará dedicada a todas las personas de nacionalidad española e italiana, que llevan muchos años viviendo en la ciudad de Zürich.
A su vez es una bonita ocasión para transmitirles mi agradecimiento por su aportación de tantos años a esta ciudad. Hace mucho tiempo que viven en Zürich y durante todos estos años me consta que han hecho grandes sacrificios. Han trabajado y realizado un esfuerzo para adaptarse a una sociedad con un idioma y unas costumbres muy distintas a las suyas. Posiblemente han criado aquí a sus hijos, parte de los cuales hoy son ciudadanos suizos.
Gracias a su empeño y colaboración esta ciudad hoy es viva, colorida y abierta al mundo.
Ustedes forman parte de esta ciudad que también es la suya. Aunque ustedes sigan siendo españolas y españoles también son ciudadanas y ciudadanos de Zürich.
Con esta invitación la ciudad de Zürich desea expresar su reconocimiento y agradecimiento por el valioso aporte durante tantos años.
Será un gran placer para mí saludarles personalmente el 21 de mayo.

Cordialmente
Corine Mauch,
Alcaldesa de Zürich.

 

BREVEMENTE

Ser extranjero en Zürich

El sábado 2 de julio compartimos en la Sala Goya de la Misión Católica de Lengua Española de Zürich una larga velada con Cristina Büttikofer-Beltrán, una de las responsables de la ciudad para la integración y que tiene su oficina en el ayuntamiento. Su larga experiencia de contacto con los emigrantes comenzó precisamente en los primeros años de su juventud en la secretaría de la Misión Católica, situada por aquel entonces en la Rotwandstrasse.
Cristina ha sido siempre una persona de referencia para mostrar a los emigrantes el camino más fácil de su integración en esta ciudad y también, cómo no, para afrontar situaciones de conflicto.
En su exposición se detuvo a explicar los distintos tipos de permiso que se ofrecen a los extranjeros en Suiza, cómo se puede conseguir empleo cuando uno conoce todavía muy poco el idioma, formas de encontrar empleo, el servicio que tiene organizado el ayuntamiento para los extranjeros que necesitan escribir una carta en alemán, un curriculum vitae o rellenar un formulario, cómo actualizar el seguro médico y un largo etcétera de cuestiones que se fueron planteando con las preguntas de los asistentes.