Seleccionar página

La «chapelle espagnole» de la «Rue de la Pompe»

La Misión Católica de Lengua Española de “Rue de la Pompe” (por la calle donde está ubicada), cumple cien años. El acontecimiento es digno de resaltar no solo por la efemérides sino también y sobre todo por el trabajo que los misioneros Claretianos han hecho a lo largo de un siglo a favor de los emigrantes españoles en París que siempre tuvieron en la Misión Católica un lugar de referencia a donde acudir. En la Primera Guerra Mundial (1914) la Misión se convirtió en improvisado hospital para atender a los heridos de toda nacionalidad y condición. Hay testimonios de judíos agradeciendo a la Misión el haberles facilitado documentos que los libraron de caer en manos de los nazis. Refugiados de la Guerra Civil española (1936-1939) encontraron acogida en la Misión Católica de París y no digamos nada de los miles de emigrantes que tras la guerra llegaron a la capital de Francia huyendo del hambre y la pobreza de la España rural. Los años 50 y 60 del siglo pasado fueron los momentos de mayor esplendor de la Misión que para responder a las necesidades de los emigrantes (jóvenes en su mayoría, con escasos estudios y sin saber francés) tuvo que crear una red de servicios asistenciales: búsqueda de alojamiento, bolsa de trabajo, clases de francés, visitas a los enfermos en sus casas y en los hospitales, creación de la “Association des jeunes espagnols”, etc. Sirvan de ejemplo estos datos del trabajo de la Misión en el año 1959: 5.250 documentaciones tramitadas en el Consulado, 600 expedientes matrimoniales (se llegaron a celebrar 23 bodas en un solo día), 700 bautizos, 100.000 comuniones… La Iglesia francesa, incapaz de atender al aluvión de inmigrantes españoles y de otros países, en otras razones por desconocimiento del idioma, ha reconocido el papel tan importante que jugó la Misión Católica que por otra parte nunca pretendió crear una Iglesia paralela sino allanar el camino a los emigrantes para su integración en la Iglesia y en la sociedad francesas.
Desde el principio la Misión acogió también a los latinos que siempre la consideraron como suya. Esto hizo que, en 1950, el arzobispo de París la erigiera “Parroquia de Lengua Española”. La Misión de “Rue de la Pompe”, la “chapelle espganolle”, es lo que es –y lo que ha sido– gracias a los misioneros Claretianos que en esos cien años la han mantenido viva y activa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Último número publicado

Novedades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies