Seleccionar página

«La integración, un desafío para el inmigrante»

«La integración, un desafío para el inmigrante»

93ent-300x184-9242481En enero de 2012 Marina del Corral tomó posesión de su cargo. Para el mundo asociativo que trabaja con la inmigración, es una suerte tener al frente de esta Secretaría a una persona con tan amplia experiencia en el sector social, ya que en el pasado ha desempeñado su tarea en varias ong’s. Esto le hace conocedora de los múltiples retos a los que se enfrenta este colectivo como la integración de las personas que quieren convivir en nuestra sociedad, la efectiva ejecución de programas subvencionados… y otros muchos que no son fáciles de abordar y a los que ella se muestra tan receptiva.

Marina del Corral entiende que hay un desafío nuevo para su Secretaría y es el fenómeno de la nueva emigración de españoles hacia Europa y América. Lo importante es que esas personas puedan salir en las mejores condiciones y que, si lo desean, transcurrido un tiempo puedan volver a España también en condiciones óptimas. Pero antes de abordar este asunto, es interesante hacer un breve balance de su periodo al frente de la Secretaría de Inmigración.
Ventana Europea: ¿Cuáles eran los temas prioritarios que había sobre la mesa cuando usted tomó posesión de su cargo en enero de 2012?
Marina del Corral:
Dedicamos un tiempo a escuchar, tanto a las personas de dentro de la casa que estaban implementando las políticas de extranjería, como a asociaciones, fundaciones, ong’s… Esta puerta siempre ha estado abierta a todo el mundo. También colaboramos muy estrechamente con otros ministerios, como el de Interior, Exteriores… Otra de nuestras primeras acciones fue la elaboración de un presupuesto ajustado, marcando unas líneas rojas en prioridades, como ayuda humanitaria o pensiones asistenciales de los residentes españoles en el extranjero.
V.E.: Los representantes de las asociaciones de emigrantes españoles en el extranjero suelen quejarse de ser los grandes olvidados de las políticas migratorias de los distintos gobiernos de España. ¿Son ustedes conscientes de este malestar?
M. del C.:
En este tiempo hemos recibido y hemos visitado muchas asociaciones de este tipo. Nuestro director general de migraciones se ha implicado muchísimo en ello. Directamente no nos han comunicado esta inquietud. Nosotros les hemos informado permanentemente de quiénes son sus representantes. En 2012 el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior se ha reunido en comisión permanente hasta cuatro veces, en casi todas ellas he participado yo, también ha habido un pleno del Consejo… Queremos que se impliquen todos los actores del proceso y que se oiga a todos. Se está elaborando una reforma del reglamento de funcionamiento del Consejo y, aunque es una labor que se está centralizando aquí, se están recogiendo los comentarios de todos.
V.E.: La llamada nueva emigración española ¿le parece un movimiento migratorio a tener en cuenta o algo de poco peso cuantitativo?
M. del C.:
Es un proceso migratorio que ocupa y preocupa a todos los poderes públicos, incluida esta Secretaría, independientemente del número de los que salgan. Los datos constatables que tenemos de registro muestran que el número de españoles residentes en el exterior de 2009 a 2012 se ha incrementado en unos 345.000. Es importante considerar que, de éstos, más de 330.000 han nacido fuera de España, es decir, son hijos de españoles residentes en el exterior. Y hay otros dos factores que no podemos olvidar a la hora de explicar este incremento. Uno es la ley de memoria histórica, que ha permitido que los nietos de los españoles, que en su día salieron del país, hayan podido adquirir la nacionalidad de sus abuelos. Y otro es que también hay muchos inmigrantes que vinieron a nuestro país como extranjeros y que cuando han vuelto a sus lugares de origen o han marchado hacia un tercer país lo han hecho con la nacionalidad española.
V.E.: ¿Qué herramientas pone esta Secretaría al alcance del español que quiere trasladarse a otro país?
M. del C.:
Nos preocupa que la gente que salga, salga en buenas condiciones. Que esté bien informada de lo que le espera en el país de destino, tanto si sale para estudiar, para residir o para trabajar. Estamos creando un portal web de movilidad de españoles para que el usuario pueda acceder, de forma práctica y visual, a toda la información que requerirá en cualquier país del mundo. Y estamos proyectando convenios de movilidad con países como Australia, Canadá, Nueva Zelanda o Japón. Son acuerdos muy positivos porque permiten que las personas salgan, que tengan una experiencia profesional y que retornen, ya que son convenios establecidos por un periodo de tiempo.
V.E.: Las ayudas destinadas a la integración siguen disminuyendo…
M. del C.:
La crisis nos ha llevado a unos ajustes presupuestarios muy serios y muy meditados para priorizar bien. Hemos concurrido a fondos europeos y por esta línea hemos conseguido más financiación en 2012 de la que se logró en 2011, por lo que hemos incrementado un poquito las subvenciones con respecto al año pasado. En ayuda humanitaria los ajustes se han hecho en función del volumen de necesidades. Respecto al Fondo de Apoyo para la Integración de los Inmigrantes, que se repartía entre las Comunidades Autónomas, he de decir que no se ha suprimido, sólo se ha suspendido por falta de dotación presupuestaria. En años anteriores tampoco estuvo ligado al volumen de inmigración.
V.E.: Además de las dificultades para integrar a sus usuarios y de los esfuerzos para financiarse, ¿a qué otros retos se enfrentan las entidades que trabajan con inmigrantes?
M. del C.: A la difícil e importante tarea de hacer evaluaciones continuas. Una integración sin resultados no es una integración correcta, es un proceso cojo. La evaluación sirve para que la inversión esté bien dirigida a los resultados. No se pueden financiar programas por el mero hecho de que ya se venga haciendo desde hace años. Sólo una evaluación constante nos permite mejorar.
V.E.: Los partidos de izquierda suelen atacar al PP por sus políticas sociales. ¿Qué argumentos les daría usted en materia de inmigración para combatir esa idea?
M. del C.
: Nadie tiene el monopolio de lo social porque está vinculado a la condición humana. Creo que es una leyenda ya pasada. Prueba de ello son las políticas activas de empleo dirigidas a los inmigrantes desde esta Secretaría, que pertenece al Ministerio de Empleo. En ellas se invirtieron el año pasado 161 millones de euros. El valor añadido de esto es que los inmigrantes participaron de estas políticas de empleo en igualdad de condiciones a toda la población, y no hay mejor manera de integración que ésta. En el Plan de Políticas de Empleo del Gobierno de 2012 uno de los objetivos prioritarios era promover programas de formación y empleo para inmigrantes. Luego la sensibilidad, existe.

V.E.: ¿En qué quedó la propuesta de conceder permisos de residencia a las personas que puedan comprar una vivienda por más de 160.000 euros? Hay voces que afirman que esta medida favorecerá a las mafias.
M. del C.:
Esta propuesta nació de un grupo de trabajo interministerial que ideó una serie de medidas para atraer inversión extranjera generadora de empleo y talento. Se buscaba con ello una inmigración cualificada. Fue una propuesta. El grupo de trabajo continúa trabajando en este sentido, pero en caso de que saliera adelante nunca se obviarían las medidas de seguridad que se requieren a cualquier inmigrante, como es por ejemplo el certificado de antecedentes penales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Último número publicado

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies