Seleccionar página

Ventana Europea cumple veinte años

Ventana Europea cumple veinte años

Veinte años no es nada, dice el tango. Pero veinte años de una revista especializada, que siempre ha tenido la espada de Damocles de la financiación pegada al cuello, son muchos años de ilusión, entusiasmo y bien hacer. Y ello ha sido debido a los misioneros españoles en Europa y al apoyo de la Comisión Episcopal de Migraciones de la CEE.

La revista Ventana Europea es una publicación de las Misiones Católicas Españolas, coordinadas desde la Asociación Europeos (ASE) – Ventana Europea. Dirigida en un primer momento a los migrantes de habla española, se ha ido reconvirtiendo en órgano de información y opinión sobre el fenómeno migratorio desde los planteamientos de la doctrina social de la Iglesia y la pastoral con los migrantes.
Ventana Europea nació fruto de la Asamblea Internacional de Capellanes de las Misiones Católicas Españolas en Europa celebrada, en Bruselas, el 18 de octubre de 1990. Impulsada desde la Comisión Episcopal de Migraciones, presidida entonces por D. José Sánchez González. D. Elías Yanes, que presidía la Conferencia Episcopal Española, actuó de testigo del acuerdo verbal para estudiar la viabilidad de una revista de la Misiones para los emigrantes de habla española en la “nueva Europa” que se estaba configurando. Los países implicados fueron ocho: España, Alemania, Francia, Suiza, Bélgica, Luxemburgo e Inglaterra.  Y en abril de 1991 nació Ventana Europea, capitaneada por Pedro Puente, José Antonio Arzoz y Julián del Olmo (sin olvidar a ARTS&PRESS, que desde elprincipio se hizo cargo del diseño y maquetación de la misma).
Entre los fines constitucionales están: “servir de cauce de comunicación entre grupos de españoles residentes en Europa y entre estos y los residentes en España; promover su propia cultura y sus derechos como minoría cultural en las sociedades interculturales de los países de la Comunidad Europea; dar a conocer y promover modelos reconvivencia humana, que desde una perspectiva cristiana y basándose en el respeto y la tolerancia, ayuden al desarrollo de la unidad europea; colaborar desde una perspectiva cristiana a la construcción de la Casa Común Europea; fomentar una mayor comprensión y acercamiento de los ciudadanos europeos a los problemas y realidad de los países latinoamericanos y ser voz de los emigrantes de otros pueblos que aún no la tienen”. Objetivos que, veinte años después, siguen teniendo plena vigencia.
INNUMERABLES NOMBRES
La hemeroteca de Ventana Europea es un muestrario del ser y del hacer no sólo de las Misiones Católicas de Lengua Española en Europa sino también de la infinidad de personas que han aparecido en sus páginas. Los temas y los nombres que han desfilado por ellas en estos veinte años son innumerables. Se ha mostrado la obra de las Misiones católicas en la emigración, campañas y documentos de la Santa Sede y comisiones de diferentes Conferencias Episcopales en favor de los migrantes, el renacimiento del racismo y la xenofobia en Europa, segunda generación de emigrantes, jubilados españoles en Europa, elecciones al Parlamento Europeo, asociaciones de emigrantes, latinoamericanos en Europa, etc. En Ventana Europea se han asomado al público el nuncio del Vaticano ante la ONU, obispos, presidentes del Parlamento Europeo, europarlamentarios, el Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de seguridad Común (PESC), jueces de la Comunidad Europea, el teniente general responsable del mando del eurocuerpo, funcionarios responsables de legislar en asuntos de migraciones en Europa, capellanes de emigrantes, emigrantes que han contado su vida, sus luchas, sus frustraciones y sus ilusiones.
87 NÚMEROS
Hace veinte años Ventana Europea era un proyecto de comunicación e interconexión entre los emigrantes de lengua española que un día dejaron su país para trabajar en tierras lejanas. Hoy lo sigue siendo. El fruto visible y tangible de este camino son los 86 números publicados con calidad no sólo mantenida sino ascendente. Los frutos intangibles podrían aportarlo sus lectores. Lo que cada lector recibe, cada vez que un ejemplar de Ventana Europea llega a sus manos, es el premio que mejor paga la dedicación de quienes los elaboran.
La palabra y la imagen impresa en Ventana Europea y difundidas por los países que recibieron a emigrantes españoles es su valor. En esta revista muchos hombres y mujeres sencillos y trabajadores han tenido y tienen la posibilidad de conocer a otros hombres y mujeres sencillos y trabajadores como ellos, otros ambientes de emigración, otros países, otras realidades muy parecidas a las suyas.
La revista nació de la ilusión y la creatividad de un equipo impulsado desde la Comisión Episcopal de Migraciones. Durante los 40 años de origen (Ventana sustituía a un entusiasta y modesto Boletín de Comunicación que ya editaba el Secretariado de la Comisión Episcopal Española veinte años antes) y los veinte años  de edición moderna se ha consolidado por la constancia en el trabajo y ha crecido por la proyección hacia el futuro. Las personas responsables se han ido sucediendo y el proyecto ha llegado a su mayoría de edad porque creyeron en él. Gracias al esfuerzo de quienes se empeñaron en poner en pie y mantener este edificio otros muchos han podido asomarse por estas ventanas que siguen fieles a sus fines fundacionales.
 

20 años de Ventana Europea en Suiza

carlos2-ok-150x150-4033540La Revista Ventana Europea ha sido desde sus comienzos la revista de la Misión de Zürich. Los misioneros de entonces prefirieron renunciar a su propia revista para adherirse a un proyecto común que integraba a todas las Misiones de lengua española en Europa.
Por su parte, la Comisión Económica de la Mision entendió los objetivos del proyecto y desde entonces ha mantenido una colaboración fija para apoyar la revista.
Desde que fui nombrado director en el año 2001 me he sentido muy cercano a la tarea de redactar el contenido de la revista y conseguir una mayor difusión. Uno de los aspectos que me ha preocupado en estos años ha sido cómo conseguir que otras Misiones en Suiza participaran del proyecto y dieran  más difusión a la revista. Sigue siendo un capítulo abierto. Y contamos con un total apoyo al proyecto por parte del delegado nacional.
Unos 1.300 suscriptores reciben la revista por correo desde España. La revista está siempre disponible en el revistero de la Misión. Hay suscriptores que después de haberla leído,  la traen de vuelta a la Misión para que se entregue a los presos de la cárcel.
Se valora su buena presentación y el contenido de los temas, así como poder conocer de primera mano cómo viven las demás misiones católicas de lengua española en Europa.
Carlos Latorre
 
 

20 años de Ventana Europea en Bélgica

bruselas-ok-150x150-7546754Se celebra el 20 aniversario del nacimiento de la revista Ventana Europea. En Bélgica hay que reconocer que no se ha conseguido el objetivo de hacer de Ventana un medio conocido entre los emigrantes españoles. Otro de sus objetivos era servir de medio de comunión entre las comunidades de habla española. Algunos dicen que el espíritu belga se caracteriza por el respeto y la defensa a ultranza de la libertad y la autonomía propias. En definitiva por el individualismo. Y Ventana no ha podido ser un elemento de comunión entre comunidades caracterizadas por esa autonomía y autosuficiencia. La difusión entre sus destinatarios naturales es la asignatura pendiente. Pero, por el contrario, hay que decir que es una revista muy valorada entre los que la conocen y que, sobre todo ha sido el espejo en el que se ha reflejado la vida, las luchas, las esperanzas, las dificultades y los logros de la emigración española y latinoamericana en Bélgica. Lo fue sobre todo en la época en la que Eduardo Lorenzo, con su pluma exuberante y su experiencia vivida, inundaba las páginas de la revista con la vida de la emigración española en Bruselas. Y en lo que se refiere a la relación Ventana-Bruselas durante estos veinte años de existencia hay que resaltar, sobre todo, el servicio prestado por Ventana Europea como altavoz de todo lo que se ‘cocía’ en relación con la emigración en los centros decisorios de la Unión Europea. Ventana nacía casi al mismo tiempo en el que España entraba a formar parte de la Unión y en la hemeroteca de estos veinte años podemos encontrar, además de la crónica detallada del desarrollo de normas y directivas referentes a la emigración, entrevistas con destacados europarlamentarios, algún presidente del Parlamento Europeo, director general de asilo e inmigración de la Comisión o del Consejo de Europa y personalidades destacadas por su relación con los temas que afectan directamente a los migrantes. Por eso después de veinte años Ventana sigue existiendo y el reto que le toca afrontar es vivir una juventud plena que la haga salir de la guardería y el ‘internado’ en el que hasta ahora se ha visto obligada a vivir su infancia y adolescencia en Bélgica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Último número publicado

Novedades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies