Seleccionar página

Jóvenes aunque sobradamente preprados para emigrar

Jóvenes aunque sobradamente preparados” fue el soporte literario de un anuncio de coches que sintetizó, con éxito, la realidad de los jóvenes europeos de hoy. Aunque tras la crisis económica se podría decir certeramente “jóvenes aunque sobradamente preparados… para emigrar”. Es el caso muchos jóvenes de algunos países, entre ellos España donde el 54 por ciento de los jóvenes está sin empleo.
Las Misiones Católicas de Lengua Española en Europa adonde acuden muchos inmigrantes pidiendo orientación y apoyo son un buen observatorio del movimiento juvenil que va de un país a otro no para el ocio y la diversión, como años atrás, sino en busca de un trabajo, en no pocos casos el primer trabajo, para tener autosuficiencia económica. La aventura no siempre sale bien porque la crisis económica ha hecho mella en toda Europa. No se trata de un fenómeno de “movilidad exterior” como lo ha calificado eufemísticamente la ministra de Trabajo de España sino de emigración económica pura y dura, como sucedió a mitad del siglo pasado.
Los jóvenes emigrantes que llegan a las Misiones Católicas en Alemania suelen ser los menos preparados, lo que hace mucho más difícil encontrar un trabajo. En las Misiones suele haber voluntarios jubilados que acompañan a los jóvenes no cualificados para abrirles horizontes de futuro y, como no siempre se consigue, muchos regresan, decepcionados, a España. En Holanda, los titulados encuentran trabajo con cierta facilidad. La Misión Católica de Ámsterdam ofrece, en la “Casa Migrante”, seminarios para jóvenes emprendedores y clases de holandés para ellos.
Alemania, motor económico de la Unión Europea, está en el punto de mira de la “nueva emigración” española. La Academia Española de Formación, las Misiones Católicas de Lengua Española y la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania han puesto ha puesto en marcha un proyecto pionero de apadrinamiento a jóvenes inmigrantes en el Land Baden-Württemberg donde el paro apenas existe y las oportunidades para encontrar trabajo son mayores que en las grandes ciudades como Berlín, Colonia o Munich.
Ventana Europea hace un llamamiento a los Gobiernos en general y al Gobierno de España en particular para que no se desentienda de esta emigración de jóvenes aunque sobradamente preparados que se ven obligados a buscar trabajo fuera porque no lo encuentran en sus países. Que los Gobiernos busquen la manera de acompañar y proteger a sus jóvenes inmigrantes y apoyen y ayuden a las entidades que los acogen, orientan y apoyan en los países de acogida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Último número publicado

Novedades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies