Seleccionar página

Los permisos de residencia en la Unión Europea de larga duración… ¡una injusticia!

Los permisos de residencia en la Unión Europea de larga duración… ¡una injusticia!

pdv95-300x225-1358900No importa en qué país te expidan ese permiso de larga duración. Al cruzar la frontera del primer país de acogida ya queda claro: puedes entrar en cualquier otro país de la UE como turista, pero no para buscar trabajo. ¡Como si la primera necesidad de un migrante en el paro fuera gastar los ahorros en turismo! ¡Como si un migrante en paro ya no pensara en seguir mandando remesas a su patria! ¡Como si un migrante en paro fuera capaz de no pensar en la familia que ahora también ha quedado sin ingresos, sin poder pagar las letras y demás deudas! La actitud de las autoridades en la Unión Europea frente a sus inmigrantes en paro es cínica.

Yno menos discriminatoria si, por ejemplo, una empresa española ha tenido que cerrar, tanto el empleado español como el inmigrante, los dos, reciben el expediente de paro; pero el ciudadano español puede buscar trabajo en toda la Unión, y el inmigrante no comunitario solo en España. Una indiscriminación que debe ser considerada como injusticia. Además, el inmigrante empezó a trabajar y rendir sin antes causar gastos de educación o de formación profesional, pues ya lo recibió en el país de emigración. Menuda indemnización en el paro para la mano de obra extranjera; deshonesta debe ser llamada; en el mundo actual de las migraciones europea existe una desigualdad de derechos que debe ser denunciada.
¨SITUACIÓN MÁS ALARMANTE PARA LOS MIGRANTES NO COMUNITARIOS¨
El obispo de Albacete y presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, habló muy claro en las XXIII jornadas de migraciones que tuvieron lugar en el mes de junio en Alcalá de Henares: “El paro es alarmante entre los españoles, lo es mucho más entre los inmigrantes”. El obispo se refirió a la retirada de la carta sanitaria en España a los que están en situación irregular, y a los detenidos en los Centros de Internamiento para Extranjeros que existen en todos los países de la Unión Europea. Pero don Ciríaco no solo constató o denunció, sino que recordó que Jesús de Nazareth se preocupó de las necesidades inmediatas de las personas: “En vez de despedir a la gente o de aplicar la lógica del mercado, Jesús nos enseña la lógica del don”. Con estas palabras el obispo nos incita a pensar como Jesús y a aventajar las necesidades y urgencias a las posibilidades o limitaciones de la ley. Si no puede ser como debe ser, deberá ser como puede ser, reza un dicho holandés; es una traducción popular de lo que ya los romanos se decían en latín: “Summum ius, summa injuria”. En la teología cristiana se acude al concepto misericordia donde falta una legislación adecuada.
¿VALE UNA EXHORTACIÓN EVANGÉLICA?
Pienso personalmente que los cristianos y otras personas de buena voluntad en Europa debemos acordarnos del mensaje del evangelio. Pero tomando conciencia de que el evangelio es una utopía, y que la situación del migrante–no–comunitario–en paro, ya es tan alarmante que no nos podemos permitir actuar solo utópicamente. El obispo tampoco es tan utópico, pues antepone la lógica del don a la lógica del mercado. Pertenece a la lógica del mercado no ofrecer oportunidades a los migrantes ahora que sobra mano de obra en Europa y existen leyes que protegen la lógica del mercado; la lógica del don todavía no cuenta con leyes, pero sí con derecho, es decir con el conjunto de principios a que están sometidas las relaciones humanas en la sociedad civil. Una persona humana ya tiene derechos aunque falten leyes. Esto es lo que nos dice el evangelio. El don es un derecho. El mismo Jesús se expresa así: “¿Tu ojo es malo porque yo soy bueno?” Y esto más mientras que falte la ley.
¿TOMAR CONCIENCIA EVANGÉLICA O PRÁCTICA?
Si tomamos conciencia en la parábola del evangelio y comparamos los inmigrantes en paro con “los obreros de la última hora” en el evangelio, ¿esta comparación es justa? Yo diría que no, más bien sería una comparación coja. Según el expediente que reciben los migrantes a que nos referimos, se trata de mano de obra de larga duración, nada de jornaleros de la última hora. Llevan aguantando el calor del día ya 5 años o más tiempo; ya son compañeros solidarios, amigos familiarizados en determinada parte de la Unión Europea que tienen derecho a ser estimadas como tales en toda Europa. Merecen ser considerados como comunitarios, no por nacimiento sino para sus obras. Por sus largas labores en un país de la Unión Europea, deben tener derecho a probar la suerte en toda la comunidad. Los nativos tenemos la obligación de luchar por la igualdad de los derechos para los inmigrantes y no admitir discriminación por ley.
FIN A LA DISCRIMINACIÓN POR LEY
No será fácil poner fin a esa discriminación entre los parados nativos y los inmigrantes en paro.
Muchas veces se escucha la palabra retorno, tanto entre los inmigrantes como entre los nativos. Los migrantes piensan en el retorno, a veces diciendo que es mejor sufrir en la patria, en casa con la familia, que en el extranjero. Son los inmigrantes que están desesperados y ya no cuentan con ninguna solución. Si los nativos pronuncian el término retorno, piensan en la salvación de su propio bienestar, o en una recuperación de lo mismo más pronta. Los unos han perdido toda ilusión, los otros aún no del todo. Yo me pregunto: ¿Una sociedad cuyos políticos promuevan o que las gentes admita tanta división y separación, merece aun ser llamada sociedad? Mi pregunta no es moralista; me estoy preguntando cómo poner fin a la discriminación; ¡quiero ser práctico! Y me entra temor, porque temo que una sociedad donde la causa de toda la división y separación es la discriminación, no tenga salvación mientras que dure la discriminación… Entonces ¿quién pone fin a la discriminación? Solamente los mismos discriminados, sin contar mucho con la gente de buena voluntad. Es cuestión de autogestión… es ley sociológica. Así llego a concluir que los inmigrantes no comunitarios en paro deben tomar ejemplo de otros grupos discriminados en la sociedad como son las mujeres, los obreros, los esclavos. Lo digo para animar. Como el Papa dijo a los jóvenes en la JMJ de Brasil: “armen lío”.

1 comentario

  1. Korn

    Cumplo con los requisitos antes meodoinacns para la ciudadania, solo que no domino el idioma ingles por que tengo una descapacidad de audicion,hable con la doctora que me atiende y no me quiere llenar el formulario N648,solo hizo una carta explicando mi expediente y poniendo su numero de telefono para cualquier pregunta, no es una doctora particular es tal vez ese el motivo, me gustaria me representara si tengo la posibilidad de aplicar con este documento .gracias Karina Rodriguez R. 713-534-54-83

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Último número publicado

Novedades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies