Seleccionar página

Una semana en Holanda

Una semana en Holanda

ec90-300x300-9933422La realidad la tenemos todos los días a nuestro lado, pero cada uno la miramos e interpretamos a nuestra manera. Unos la miran con la gorra de pueblo en la cabeza y no ven más allá de unos metros; otros se suben al globo aerostático y su visión es completamente distinta. Y los hay que la miran con los pies en la tierra, poniéndose en cocasiones de puntillas, para no quedarse solo a ras de tierra.

LUNES: LLEGAN A HOLANDA HISPANOHABLANTES
Vienen de España, hablan español, a veces son españoles pero a menudo solo disponen de un permiso de residencia en España, y no de un pasaporte español.
Suben a Holanda por ser uno de los países nórdicos junto con Bélgica y Luxemburgo pero llegan ya frustrados; al igual que lo hicieran meses antes a Suiza, Francia o Alemania. Rara vez hay trabajo para españoles y nunca para los sin pasaporte español.
No se les ocurrió informarse antes de salir para saber si podía valer la pena emigrar a otras partes de Europa. En Holanda encuentran a veces comida gratuita, pero duermen al aire libre. Se enteran de que hay menos parados, pero tal noticia no les abre ninguna perspectiva a ellos, se sienten marginados y quedan amargados.
Pero no faltan noticias alentadoras. Desde hace poco hay horas de “Orientación laboral” en Casa Migrante, donde se ofrece a jóvenes hispanohablantes del Centro Cultural encuentros de apoyo, tienen estudiantes de español, una web (Gllrmo.es) y un encuentro en el bar Duende los miércoles por la noche. Y estas tres iniciativas están coordinándose entre sí y con consulados latinoamericanos. Estamos ante un proceso nuevo de indignados y autoorganización.
MARTES: SE VEN FOLLETOS DE PSICÓLOGOS HISPANOHABLANTES
Antes de nada observo que en Holanda actúan psicólogos y psicoterapeutas de habla hispana muy buenos, que considero como tesoros en el mundo de los migrantes y refugiados, y les quedo agradecido por sus publicaciones en nuestra revista Ventana Europea.
Pero los psicólgos a quien me refiero ahora, y los llamo los de los folletos, me recuerdan lo que se ve en cada número de un periodíco argentino: anuncios que sugieren que uno necesita asistencia psicológica cada rato en cualquier circunstancia de la vida, y de la más especializada.
No me fío de ellos. La mayoría de las veces son mujeres, ofrecen cursos y siempre pagando. Si no me fío es porque la iniciativa es siempre propia y personal, no del pueblo, por decirlo así. Sugieren una falta de concienciación de la que el pueblo no se da cuenta. Los títulos de las convocatorias son delatadores. ¿Serán psicólogas de verdad? ¿O medio-listas que piensan que cualquier migrante por el mero hecho de serlo, ha de acudir a una adepta de Freud o Jung? Lo digo sin querer ofender. Pero, si los curas organizan comedores en vez de misas en tiempos de crisis, los psicólogos, ¿no deberían ofrecer otra cosa que cursos previo pago?
MIÉRCOLES: LLAMAN LA ATENCIÓN LOS ‘’ZZP’ERS’’
Aparecen en tiempos de crisis como aparecen las flores en primavera. Hacen pensar en las PYMEs en España, pero actuan como independientes (z=zelfstandigen) sin personal (z=zonder, p=personeel). La empresa la lleva una persona solamente.
Los “zzp’ers’’ existen ya hace algún tiempo, pero desde hace un par de años abundan en cantidad y en variedad, porque hasta el cuarto año pagan menos impuestos.
Y si un “zzp’er’’ tiene un bar, reclama también dispensa en la ley que prohibe fumar en los bares y restaurantes, alegando que un bar tiene menos clientes si dentro no está permitido fumar.
Desde el año pasado se ven en Amsterdam triciclos que funcionan como taxi. El taxista mueve su vehículo pedaleando, es como un ciclista. Lo hacen jóvenes fuertes y pagan pocos impuestos.
Pero no todo es oro lo que reluce entre los ‘zzp’ers’. El primer año disfrutan de un descuento de impuestos sobre las ventas tan grande que piensan en el ahorro inicial pero no en los muchos impuestos que pagarán dentro de cuatro años. Entre las víctimas hay muchos extranjeros sobre todo pymes y taxistas.
JUEVES: ¿YA NO HAY “POLDER”EN HOLANDA?
Largos años la palabra “polder” no era solamente un término que se usaba para explicar el paisaje del país sino también la mentalidad de sus habitantes: el agua obligó a los holandeses a desarrollar su sentido de comunidad. Solo en comunidad se pudo llegar a dominar el agua. Organizándose en vecindades en el campo, entre profesionales en gremios, en la industria, en sindicatos. Y en comunidad, llegar a acuerdos.
Últimamente los acuerdos se hacen y deshacen. Costó mucho llegar a acordar la edad del pago de la prestación por jubliación. El primer acuerdo se deshizo, ahora tenemos otro, un segundo acuerdo, pero acordado por partidos políticos y no entre los sindicatos. Por la presión de Bruselas y no por un acuerdo de los distintos interesados en Holanda.
El Gobierno presentó un presupuesto para 2013 cuyo déficit no llega al 3 por ciento. Se salvó la cara en Europa, pero la unión entre los sindicatos quedó deshecha. ¿No mas “polder”?
VIERNES: ¿Y EL “COFFESHOP” Y LAS “VENTANAS”?
Tal pregunta de los turistas no se hace entre holandeses como nación. Los rumores y las noticias al respecto se debe a un teniente-alcalde en Amsterdam y a unos alcaldes de ciudades fronterizas que lanzan ideas personales como funcionarios.
En el barrio 1207, el teniente-alcalde Asscher presentó un proyecto para cerrar 223 ventanas y en 2 años se cerraron 105, de las cuales unas fueron cambiadas en escaparates de arte. Por eso ahora unas calles “relucen” de otra forma por aquí y por allá. Pero mucho más cambios no habrá, pues las protestas de la gente del barrio, temiendo que perdieran sus negocios, voces críticas de sociólogos y arquitectos, defendiendo el ambiente popular del barrio 1012, y el precio de los inmuebles que los dueños subieron tanto que paralizaron la ejecución del proyecto. El teniente-alcalde no se rinde, presenta el proyecto original ahora como parte de un gran plan nuevo “Alfombra Roja” e insiste en que hay que continuar para combatir el blanqueo del dinero negro en esta parte del centro de Amsterdam.
Hasta ahora hay tan poco cambio de ambiente que los turistas no notan nada, a no ser que un buen guía local los acompane.
Por el contrario, notan los turistas ya sin guía cómo ha cambiado el ambiente en ciudades en la frontera con Alemania y Bélgica. El “wietpas”, o sea el pasaporte para comprar droga, es causa de que la invasión diaria de no holandeses ha parado totalmente. Ahora reina una gran tranquilidad en vez de tanta molestia. Pero nadie se atreve a asegurar que el cambio sea duradero. Pues entre compradores extranjeros y vendedores holandeses tardarán poco en organizar rutas secretas.
SÁBADO: ¿SE PIENSA MENOS EN LA EUROCRISIS Y MÁS EN LA EUROCOPA?
Es verdad que Holanda desde hace unas semanas anda vistiéndose de color naranja en vez de verde. Pero con el futbol no se olvida de la Unión Europea.
Holanda, siendo un país pequeño, siempre ha tenido que interesarse por la unificación de los países grandes y pequenos, para que los pequenos no desapareciesen del mapa. Con la Benelux, Holanda contribuyó al nacimiento de la Unión Europea, consiguió la participación de Inglaterra, votó en contra de la Constitución, pero esto no fue por escepticismo o desinterés sino lo contrario. Y ahora se ve eurofobia donde hay xenofobia, pero apenas se nota euroescepticismo. Mas bien se comprueba un interés fino, por decirlo así. Hubo alegría en Holanda cuando Europa no dejo caer a Grecia ni a Italia. Unión por solidaridad en vez de solo por motivos de poder; reclamar transparencia, en vez de rechazar por corrupción. A veces Holanda parece exigente, pero en aparencia, no más. Por eso también Espana puede contar con Holanda, si lo de los bancos se aclara algo más.
Holanda se fia más de la Unión Europea que de la Eurocopa, quizas no quede otro remedio para los holandeses que consolarse con que no solo el Barca, sino también Die Mannschaft juega el fútbol holandés. ¡Amistad en vez de solo crisis!
DOMINGO: EPÍLOGO
Al crear el mundo Dios vió todos los días que todo era bueno, pero que al final todo era m-u-y bueno. ¿Tambien Dios tuvo que admitir procesos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Último número publicado

Novedades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies