Seleccionar página

Bebés-papeles o el niño como medio de chantaje

Bebés-papeles o el niño como medio de chantaje

eub95-1-300x300-7567192Son frecuentes en Europa, y también en Bélgica, los “matrimonios blancos” o matrimonios de conveniencia que tienen como finalidad la obtención, por parte de uno de los contrayentes, de la nacionalidad o de la residencia en un país europeo.

Desde 1932, en Bélgica existe el derecho de sangre: todo hijo de padre o madre belga es automáticamente belga, aunque una ley de 1984 introduce el reconocimiento parcial del derecho de suelo bajo ciertas condiciones. La reforma de la ley sobre la nacionalidad belga y la residencia permanente han sido reformadas en el 2000, haciendo su obtención más dificil.
Como la vigilancia de los matrimonios de conveniencia se ha acentuado en los dos últimos años, aparecen métodos nuevos para poder residir legalmente en el país: entre ellos el llamado de los “niños-papeles”. Se trata de concebir un niño con el fin de obtener la carta de residente. Este procedimiento no es nuevo pero, según los servicios demográficos de los ayuntamientos, ahora está aumentando peligrosamente. En estos casos, los futuros contrayentes, (de los cuales uno de ellos está en situación ilegal y el otro posee la nacionalidad belga), presentan un certificado de embarazo, lo que facilitará la encuesta para el permiso del matrimonio y la subsiguiente obtención del permiso de residencia. Generalmente el ciudadano belga recibe una retribución, que puede llegar hasta los 5.000 €. Si se trata de la mujer en situación ilegal, ella y el niño obtienen el derecho de residir en Bélgica. Igualmente si se trata de un hombre que reconoce fraudulentamente el hijo de una belga como suyo.
Casos como el del hombre sin papeles que quiere casarse con una belga y el funcionario del estado civil les niega el permiso al ver ciertas irregularidades: (el hombre tiene setenta años y la joven sin papeles veinte, uno de ellos no habla el idioma del otro, etc.). Al cabo de unas semanas, el hombre vuelve al juzgado con un reconocimiento de paternidad. El funcionario no puede hacer nada par impedir el matrimonio. O el del belga que reconoció, mediante pago, a 17 hijos, los cuales eran declarados en ayuntamientos diferentes.
Cuando adultos utilizan todos los medios (legales o ilegales) a su alcance para residir en un país con mejores condiciones de vida, saben a lo que se exponen y lo aceptan, pero que los niños sirvan de instrumento para la obtención de un permiso de residencia, eso es moralmente y éticamente insoportable. Nos podemos preguntar: ¿qué porvenir económico y afectivo espera a esos niños concebidos con el único fin de satisfacer una norma legal? Por muy difícil que sea la situación de una persona, ¿se puede utilizar a un niño para mejorar su propia existencia? Tener hijos no puede estar condicionado a la obtención de una carta de residencia. Por supuesto que existen parejas en situación de irregularidad con el deseo de concebir hijos a los que poder amar y ver crecer en buenas condiciones. El problema que se plantea a las autoridades es el de saber cuándo el deseo de paternidad es sincero y cuándo se trata de un fraude, en el que el futuro niño es un instrumento inocente de adultos irresponsables. El fin no justifica los medios.

EL CANTO COMO MEDIO DE ACERCAMIENTO DE PUEBLOS

eub95-2-150x150-5222992A primeros de octubre tuvo lugar el concierto final del Proyecto Intercultural de Corales 2013, INTERSONGS.
Se trata de un proyecto del Centro de Acción Cultural de Bruselas, en colaboración con otros centros culturales francófonos y flamencos. La finalidad del proyecto es la de utilizar el canto para promover el acercamiento intercultural de personas de orígenes y pertenencias culturales diversas, viviendo en Bruselas. Con el objetivo de valorizar y descubrir el patrimonio vocal propio de cada grupo, lenguas, ritmos, formas de cantar, etc. Hacer el esfuerzo de aprender una canción en el idioma del otro, es un paso importante para conocerlo mejor. Mediante encuentros y ensayos, cada groupo ha enseñado a los otros sus canciones. El grupo español de Seniors de Hispano-Belga tuvo el honor de ser escogido para representar la comunidad española en Bruselas.
Cinco coros de amateurs, actuando en el ámbito de Bruselas, formaron parte de ésta primera edición del proyecto que, visto el éxito, no será la única:
“Canteria”: coral polifónica mixta francófona y flamenca, con canciones tradicionales de diversas partes del mundo
“Elikya”: Gospel – Coral congolesa católica de gospel
“Gavur Gelinler” : Cantos turcos y kurdos – groupo femenino de origen belga, turco y marroquí.
“Rue de la Victoire”: nacida de la asociación de la Unión de Judios Progresistas. Canciones de protesta, algunas en Yiddisch.
“Las niñas de los martes”: grupo español de la asociación de seniors Hispano Belga. Canciones tradicionales de España.
La coral ‘Las Niñas de los Martes”, se creó en 2010 bajo el impulso de Maria José Cano, quien la dirige en la actualidad. Compuesta en su mayoría de mujeres mayores (la decana tiene 91 años) llegadas a Bélgica en las primeras olas de la emigración, su repertorio está compuesto de canciones del folklore español y se acompaña de guitarra y castañuelas. No es una coral profesional sino, como bien repite su directora, una “Coral Social”. Han actuado en festividades organizadas por el ayuntamiento y en residencias de ancianos.
El éxito de esta actuación, ha traido consigo otras invitaciones para actuar próximamente, entre ellas la del Servicio Social de San Gilles que quiere que canten villancicos en la fiesta de fin de año del Ayuntamiento. También cantarán en la Catedral San Michel y en residencias de ancianos.
El concierto que tuvo lugar en el teatro de la Casa abierta a los nuevos talentos: Zinnema, fue el colofón de un duro pero interesante trabajo. Los grupos intercambiaron sus partituras y cantaron e interpretaron a su manera las canciones de los otros. Quiere esto decir que la coral española ha cantado en ingala, en turco, en yidisch y en macedoniano. Y que los otros lo han hecho en español. Las Niñas de los Martes escogieron la canción popular “el día que yo me case” por su facilidad puesto que el estribillo de “pío, pío, pío papio papio” es contagioso y fácil en todas las lenguas. El trabajo que han hecho éstas mujeres y la dedicación y voluntad de su directora Maria José Cano, merecen un gran bravo.

BREVEMENTE

Pongamos otros nombres
Los nombres cambian. Porque no gustan, porque molestan. En Bélgica existe una fuerza con poder, parece que con intención de destruir cualquier huella religiosa. Preferentemente se ceban en los signos cristianos. No les va que Europa tenga raíces cristianas. Nuestras catedrales y monasterios quisieran fuesen territorios neutros, libres de gérmenes católicos. Miran puntillosamente si se mantiene vivo el principio de una Constitución liberada de toques religiosos.
Las fiestas obligadas con raigambre cristiana tienen que desaparecer. Y cambian sus nombres. “Todos los santos” se llama en el calendario escolar, desde el curso 2012-2013, “fiesta de otoño”. Y no se mencionan las navidades porque desde el 24 de diciembre hasta el 4 de enero solo serán “vacaciones de invierno”. La Semana Santa y la Pascua se llaman “vacaciones de primavera”. Siguen en pie todavía la fiesta de la Ascensión y la Pascua de Pentecostés.
En Bélgica se están tomando medidas en función de la religión de cada uno y debido a que los musulmanes están creciendo notablemente en el país, el gobierno francófono ha tomado la decisión de realizar algunos cambios de nombre a las diferentes fiestas católicas que se celebran en el país, de tal forma que los musulmanes no se puedan sentir ofendidos a lo largo del año cuando lleguen estas fiestas. Se estima que el 25 por ciento de los habitantes de Bruselas es de origen musulmán.
Los nombres ya aparecen en circulares, órdenes y decretos. Pero en algunas de ellas se mantiene entre paréntesis el anterior nombre básicamente para que pueda ser reconocida por la gente puesto que pocos podrán saber a qué corresponde la festividad de la “relajación”.
Este cambio de nomenclatura que elimina cualquier elemento religioso ha sido criticado por distintos estamentos. Hasta el Movimiento Reformador ha criticado a la ministra de Educación, Marie-Dominique Simonet, por socavar el “lado tradicional y/o folclórico de los ciudadanos”.
Jorge Puig

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Último número publicado

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies