Seleccionar página

Españoles en busca del paraíso perdido

Españoles en busca del paraíso perdido

r95-300x225-2019414De verdad ¿vale la pena emigrar a Europa? ¿“Atan allí los perros con loganiza” para los jóvenes? Pues la verdad es que no, pero como en España sigue habiendo un 54 por ciento de paro juvenil, no hay más remedio que “largarse” a donde sea, a buscar el paraíso perdido del empleo. Nuestras Misiones de Lengua Española en Europa hacen lo que pueden por ayudar a estos jóvenes. La falta de recursos humanos, unida a que los jóvenes se acercan poco por las Misiones, hace que la aportación de estas no sea muy grande. Pero hay proyectos, como el ¡Bienvenid@s!–Willkommen in Baden–Württemberg que nos muestran cómo se puede hacer un trabajo digno con los jóvenes emigrantes españoles.

La verdad es que, en contra de lo que dijera la ministra de empleo, la mayoría de los jóvenes españoles que emigran no lo hacen por “movilidad exterior” o por ser unos aventureros, sino porque no les queda más remedio. Llegan al país de destino ¿y qué? Aunque vayan con contrato de trabajo no es la panacea. Cobran poco, o no lo suficiente, y tienen las dificiultades propias de alguien que no conoce a casi nadie, no sabe dónde vivir, a dónde acudir en caso de necesidad. La mayoría de estos jóvenes sale con una carrera y algún máster a sus espaldas, pero ¿y qué? El hecho de estar preparados no les resuelve todos los problemas.
Algunos, los menos, acuden a las Misiones Católicas de Lengua Española en busca de “refugio”; allí, piensan, alguien les echará una mano o les orientará.
¿QUÉ HACEN LAS MISIONES?
En Suiza, la Conferencia Episcopal, ya desde los años sesenta, es consciente y sensible ante el fenómeno migratorio en Suiza, llamando a sacerdotes de lengua extranjera en colaboración con las conferencias de los países de procedencia de los emigrantes. En ello trabaja a través de la Comisión de la Conferencia Episcopal Suiza para la emigración, la Conferencia de Pastoral para migrantes a nivel nacional y la Conferencia de Planificación y Financiación a nivel nacional con la participación
de los coordinadores nacionales.
Uno de los problemas que tiene para ayudar a los emigrantes españoles es la falta de misioneros y, además, es necesaria la formación y sensibilización a los seminaristas y sacerdotes sobre el tema de la emigración.
En cuanto a la pastoral juvenil, apenas hay misiones con un plan y proyecto concreto (se reduce a la preparación para la confirmación, los misioneros, en su mayoría, no son tan jóvenes…), aunque se llevan a cabo encuentros y gestos, como el del departamento de la pastoral juvenil en el cantón de Zürich, que organizó un día de las puertas abiertas a todos los misioneros para presentarles todos los ámbitos en los que ellos pueden ayudar a las Misiones en este apostolado.
Como consecuencia de la crisis, se nota un movimiento migratorio juvenil; llegan desde Italia, Portugal, Eslovaquia y España. A la Misión de Berna llegan jóvenes que, aunque no estén preparados dicen: “yo hago de todo”, pero luego no hay trabajo para ellos. El problema en las misiones de lengua española por ayudar a estas personas es mayor por la falta de medios humanos. “Si la Conferencia Episcopal Española no reacciona a tiempo, la Iglesia también perderá una juventud en el extranjero que necesita urgentemente de sacerdotes que les acompañen en su situación actual”, comenta Luis Capilla, delegado diocesano de migraciones para la diócesis de Zürich.
En Francia, concretamente a París, llegan jóvenes cualificados con contrato de trabajo (sobre todo desde septiembre del año pasado), pero luego los explotan, ya que los salarios son muy bajos y, además, no se suele encontrar vivienda.
A la Misión, donde hay una bolsa de trabajo para cuidar niños y ancianos, apenas llegan los jóvenes; no la necesitan, buscan otros lugares de encuentro como los equipos de fútbol. La Misión ofrece clases de francés españoles y latinoamericanos.
Algo parecido ocurre en Bélgica, donde los jóvenes españoles emigrantes van poco por la Misión. Sí llegan los enviados por el Consulado o la Embajada. Son personas que se han “estrellado” en su proyecto. Hay diferentes tipos. Antes era frecuente recibir a los “deslumbrados” por el sueño de la libertad que creían ellos poder encontrar en Amsterdam (alimentado por la noticia del fenónmeno del “cafe-shop”). Luego, cuando se quedaron sin dinero y, según expresiones repetidas, cuando se daban cuenta que “allí había que pagar hasta para ir al baño”… terminaban en el Consulado-Embajada de España en Bruselas y desde allí los remitían a la pastoral hispanohablante.
Hoy, en cambio, son más frecuentes la llegada de otros “deslumbrados”: los que creen que el remedio de su problema de falta de perspectivas laborales en España está en Europa. Tampoco hace ningún bien la propaganda de que “tenemos la generación de jóvenes mejor preparada y que se los rifan en Europa”. En las Misiones sí se recibe a algunas de las víctimas que salen a la aventura, sin preparación, empujados por ese sueño.
En Alemania, los emigrantes que llegan a la Misión suelen ser los menos preparados y muchos se tienen que volver a España. El problema está, sobre todo, en los que llegan sin conocer a nadie. En casi todas las Misiones hay voluntarios jubilados para acompañar a los jóvenes españoles no cualificados.
Desde Cáritas alemana se lanzan cursos para emigrantes españoles y le garantiza el reonocimiento de los títulos y el gobierno alemán ofrece clases de alemán casi gratuitas para favorecer la integración.
Pero el gran proyecto en Alemania para los jóvenes españoles lo veremos más adelante.
En Holanda, los titulados que llegan encuentran trabajo con cierta facilidad, pero no suelen ir por la Misión; suelen ser bastante individualistas. A pesar de ello, en Casa Migrante se ofrecen los lunes por la noche consultas laborales y cursos de autogestión y sentido de comunidad. Ante la barrera del idioma, ofrece cursos para buscar trabajos para latinos, seminarios para crear la propia empresa y cursos de holandés.
BIENVENIDOS, EL PROYECTO ALEMÁN
El proyecto más importante y acabado para la ayuda a los jóvenes españoles emigrantes lo encontramos en Alemania. Nos lo cuenta Alfredo Sánchez Casado:
“¡Bienvenid@s!–Willkommen in Baden-Württemberg. Perspectivas de empleo para nuevos emigrantes españoles” es un proyecto de la Academia española de Formación y del “IQ Netzwerk (Red Integración a través de una Cualificación) de Baden Württemberg.
El objetivo estratégico del proyecto es acoger y dar la bienvenida a los nuevos emigrantes y profesionales españoles, cualificados o no, y facilitarles los primeros pasos hacia la integración a través de la inserción laboral. El proyecto pretende conjugar las necesidades de los nuevos emigrantes con las exigencias, especialmente, de las pequeñas y medianas empresas radicadas en las prósperas zonas rurales de Baden-Württemberg. El proyecto ¡Bienvenid@s!–Willkommen in Baden-Württemberg tiene su sede en Hornberg (Selva Negra) y centra su actividad en la región de Ortenaukreis, Schwarzwald-Baar-Kreis y Kreis Tuttlingen. Ofrece un programa de acompañamiento y apoyo y pone en contacto a diversos agentes del mercado laboral regional. Apoyan esta labor las organizaciones de los emigrantes españoles en Baden-Württemberg y la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania.
Cuando aproximadamente hace 3 años se desbordó la brutal crisis económica por la que está pasando España, ya la Academia Española de Formación y la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania comenzaron a recibir correos electrónicos y llamadas telefónicas de españoles pidiendo ayuda para emigrar a Alemania. Mientras, en España, los políticos negaban la crisis económica y todo lo que se vendría encima, la Academia y la Confederación comenzaron a pensar cómo podemos ayudar a toda esta gente que va a emigrar a Alemania.
Muchos de los españoles que buscaban una nueva oportunidad en Alemania llegaban a ciudades como Berlín, Colonia, Múnich, etc. ciudades grandes y atractivas pero sabemos que no es en ellas precisamete donde Alemania necesita y ofrece trabajo. Además, la vivienda en esas ciudades es escasa y carísima. Muchos, frustrados, se volvían pronto a España más deprimidos de lo que habían salido de ella. Es ciertamente el Land Baden–Württemberg con una tasa de paro por debajo del 4 por ciento, incluso en algunas zonas del Land con un 2,8 por ciento, donde está la oportunidad de encontrar trabajo e iniciar un nuevo futuro.
La Academia Española de Formación, las Misiones Católicas de Lengua Española y la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania nos pusimos manos a la obra. Como en tantas otras ocaciones, la Academia Española de Formación presentó a la Administración Alemana el proyecto ¡Bienvenid@s!–Willkommen in Baden-Württemberg que le fue concedido dentro del IQ Netzwerk Baden Württemberg a pricipios de 2013.
El proyecto es una vía para poder recibir, acompañar y hacerles más fácil la integración a nuevos emigrantes españoles que están llegando a Alemania. ¿Y quién mejor que las Misiones Católicas de Lengua Española y las Asociaciones de Padres de Familia pueden apadrinar a todos estos? Además de ofrecerles la experiencia ya vivida por ellos, les pueden prestar el apoyo de sus actividades y servicios.
La coordinadora del proyecto en su oficina de Hornberg es Carolina Castro Costas, una joven bilingüe y bicultural, que está muy relacionada con el mundo de las Asociaciones de Padres de Familia ya que, desde hace 8 años, pertenece a la directiva de la Asociación de Hornberg. Desde el pasado 2 de mayo de 2013 está a disposición de los nuevos emigrates y de las empresas la nueva oficina del proyecto. Son muchos los contactos que estamos estableciendo con ayuntamientos, empresas, cámara de comercio, oficina de empleo y asociaciones presentándoles el proyecto y la oferta. Todos están interesados en el proyecto y ofrecen su colaboración, algunos, incluso, como socios estratégicos del mismo.
La asociación de Padres de Familia de Hornberg, como iniciativa propia, desde mediados de mayo, ofrece a los nuevos emigrantes un curso de alemán. La oferta ha sido tomada con mucho entusiasmo y hay 18 participantes en el curso.
Creo que las asociaciones deben tomarse como uno de los temas principales en sus tareas la nueva emigración ya que, esta tarea, puede ser una iniciativa beneficiosa para las asociaciones y una gran ayuda para los nuevos emigrantes. Yo puedo decir que la asociación de Hornberg está muy implicada en la nueva emigración y eso le está dando bastante vida. Todos los socios ven un nuevo sentido a la asociación y sus tareas y los nuevos emigrantes muestran interés en asociarse a ella. Creo que las asociaciones y las misiones de nuevo debemos jugar un papel importante en la integración de los nuevos emigrantes españoles que están llegando a Alemania como ya se hizo desde los años 70 cuando se fundaron las asociaciones y estas, bien organizadas, han ayudado a que los españoles estén bien integrados en Alemania y sus hijos tengan una buena formación profesional.
Espero que la Administración española tenga en cuenta esta tarea que las asociaciones, la Confederación, las Misiones y la Academia Española de Formación estamos relizando y apoyen el trabajo, no solamente con buenas palabras sino también con hechos, sobre todo con subvenciones.
También quiero hacer un llamaniento al Ministerio de Educación y recordarle que ahora, de nuevo y como siempre, son necesarias las ALCES (Aulas de Lengua y Cultura Española) para los hijos de emigrantes en edad escolar. Esta oferta debe seguir en pie y no se puede ni eliminar ni reducir.
En estas semanas que estoy implicado a fondo con Carolina, además de los compañeros de Directiva de la Confederación, Oscar Vílchez y Carmen Segura, estoy viviendo muchas experiencias nuevas, agradables y menos agradables. Llegar a Alemania no significa superar de inmediato los dramas vividos en España. Los que han encontrado un nuevo trabajo y se traen a la familia, con un solo sueldo que entra en casa deben seguir pagando la hipoteca en España y el alquiler de la casa de aquí. Esto les hace pasar momentos muy difíciles y a veces el mes les parece una eternidad.
Son muchas las preguntas que se hacen: qué debo hacer para cobrar el Kindergeld, dónde debo acudir para conseguir un curso de integración, qué debo hacer para cambiar la matrícula del coche que he traído de España,… todas estas preguntas estamos contestando desde ¡Bienvenid@s!–Willkommen in Baden-Württemberg. Un tema importantísimo es aconsejar y acompañar a las familias a la hora de inscribir a los niños en el Kindergarten o la escuela. También es importante que todos los nuevos emigrantes se inscriban en los consulados correspondientes de la zona que les corresponda.
A nuestros políticos en España les pido que apoyen a los que ayudan a los nuevos emigrantes. Y que se impliquen y se mojen también ellos para que esta nueva emigración se sienta en el extranjero protegida y acompañada por sus representantes. Ninguno, pero es que ninguno, de los nuevos emigrantes que estoy conociendo me ha comentado que ha llegado a Alemania porque le encanta viajar y ver cosas nuevas; todo lo contrario muchos vienen a la desesperada huyendo de la crisis que vive España y de la que no ven otra salida que la emigración.
Alemania necesita profesionales cualificados y nosotros, la Academia Española de Formación, las Misiones Católicas de Habla Hispana, la Confederación de Asociaciones de Padres de Familia en la RFA y sus asociaciones estamos dispuestos a acoger, asesorar, ayudar en lo que esté a nuestro alcance desde nuestra experiencia vivida, para que su emigración sea para ellos una nueva etapa con futuro en Alemania”.

Con la subvención de:
fot10482-300x67-6164690

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Último número publicado

Novedades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies