Seleccionar página

Mejorará su calidad de vida al sentirse parte de la ciudad
Sí a la “Züri City Card”

<span style='color:#27509b;font-size:18px;font-weight:500;'>Mejorará su calidad de vida al sentirse parte de la ciudad</span><br> Sí a la “Züri City Card”

Después de varios años de lucha para que los inmigrantes sin papeles, con la iniciativa de diversas personas y el apoyo de la Misión Católica de Lengua Española, pudieran poseer un documento que les aportará seguridad, el pasado 15 de mayo se aprobó el presupuesto para que el ayuntamiento elabore el proyecto, acerca de cómo será esta tarjeta de identidad y qué beneficios aportará a los ciudadanos. Será un documento con el que podrán identificarse incluso delante de la policía.

Licett Valverde. Suiza

Según un estudio realizado por la Secretaría de Estado para la Migración de Suiza en el año 2015, en el país se encuentran entre 58.000 y 105.000 personas que viven en situación irregular. Los denominados Sans-Papiers (Sin papeles).

El término «Sans-Papiers» se refiere a los extranjeros que han entrado en Suiza (con o sin visado, según la normativa aplicable a su país de origen) y han permanecido aquí aunque hayan superado la duración de la estancia permitida. Por lo tanto, se trata de personas que no tienen derecho a quedarse.

El término «Sans-Papiers» no significa que estas personas no tengan documentos de identidad o de viaje, sino que no cuentan con un permiso de estadía regular en el Suiza.
El hecho de vivir en la clandestinidad limita radicalmente la integración de la persona en la sociedad. Siendo el miedo a un control policial que podría derivar en una deportación, la nota constante en su vida. Mantener un perfil bajo y no llamar la atención se convierte en el modo de sobrevivencia.
La vida en la clandestinidad es cualquier cosa menos fácil. Los y las Sans-Papiers no tienen derecho a alquilar una vivienda: deben darse por satisfechos si consiguen sub-alquilar una habitación, o compartir una con una o más personas, muchas veces por precios desorbitantes. Son víctimas de abuso laboral: muy a menudo se escuchan historias de personas que luego de trabajar durante mucho tiempo, no reciben el salario acordado. Hay mujeres que son víctimas de acoso o explotación sexual, no pudiendo denunciar en ningún caso, ya que ello podría poner en riesgo su estancia en el país.
A pesar de las durísimas condiciones de vida, deciden quedarse en el país. Les compensa la satisfacción de poder ayudar económicamente a los suyos en su país de origen.

El colectivo sin Papeles

El 26 de abril de 2003 de la mano del misionero claretiano, Angel Sanz, de la Misión Católica de Lengua Española, un grupo conformado por personas en situación irregular y suizos o extranjeros con permisos de residencia, crearon la asociación “Colectivo sin Papeles Zúrich”.

Esta asociación intenta paliar sobre todo la necesidad de pertenencia a un grupo de los y las Sin Papeles. Contando con el apoyo incondicional tanto de la Misión Católica como de la SPAZ, que es la la oficina de apoyo legal a personas en situación irregular.

Durante estos 19 años de vida, han formado parte del Colectivo, cientos de mujeres y hombres provenientes sobre todo de Latinoamérica. Hay que destacar que en sus inicios la situación política de Suiza era bastante más dura respecto a los y las Sans Papiers. Gracias al arduo trabajo de sensibilización y activísimo, inclusive de parte de los miembros de la asociación, es que las condiciones han mejorado considerablemente. A pesar del precio tan alto que tuvieron que pagar algunos de sus miembros siendo deportados, les ha valido la pena.

Se ha conseguido que los y las niñas tengan acceso a las escuelas, acceso a una atención médica. Y otros servicios públicos. Actualmente, si lo desean pueden aportar para su seguro de vejez.
El empeño mayor del Colectivo es que la mayoría de sus miembros pueda aprender el idioma y así poder integrarse un poco mejor en la sociedad y sobre todo no dejarse engañar o manipular debido a esta carencia. Para conseguir el presupuesto necesario y así pagar los cursos de alemán, el colectivo organiza charlas con temas relacionados a la migración. Para ello recibe la subvención de la oficina de integración de la ciudad de Zúrich.

Con el tiempo y el trabajo incansable de sus miembros, el Colectivo sin Papeles ha conseguido su lugar en la sociedad zuriquesa. Gracias al compromiso de sus miembros y a la cabeza de una activista tan comprometida como es Fany Flores (miembro fundadora), quien durante 10 años vivió como una Sans-Papiers y le tocó sentir en sus propias carnes la experiencia terrible de la deportación en dos ocasiones. Luego de esos años en la clandestinidad, consiguió sus papeles a través del matrimonio.

Como en muchos proyectos destinados a los y las migrantes, la fluctuación de sus miembros es bastante alta. Ya que muchos participan durante un determinado periodo y luego desaparecen, ya sea porque regresaron a sus países o porque consiguieron regularizar su situación legal o porque encuentran otro grupo de pertenencia. Pero hay también miembros que permanecen en el tiempo a pesar de haber regularizado su situación.

La “Züri City Card”

Debido a las leyes tan rigurosas de Suiza respecto a la regularización de los Sans-Papiers, en el año 2017 empezó a gestarse en la ciudad de Zúrich un proyecto para ayudar a las personas en situación irregular en esta ciudad. Dando así paso a la «Züri City Card».

Este proyecto se refiere a crear una tarjeta de identidad para las personas que habitan en la ciudad de Zúrich. En ella estarían reflejadas el nombre, año de nacimiento y la acreditación de que vive en la ciudad pero no consta su estatus legal. De esta manera los y las Sans-Papiers se podrían beneficiar de este documento de identidad, el cual no significa un permiso de residencia.
En palabras de Bea Schwager, directora de la oficina SPAZ y promotora de la «Züri City Card», esta es una carrera de obstáculos. El último superado fue la votación popular del pasado 15 de mayo en la cual la población tenía que aprobar el presupuesto para que el ayuntamiento elabore el proyecto, acerca de cómo será esta tarjeta de identidad y qué beneficios aportará a los ciudadanos. Después de una campaña muy intensa ganó el SÍ a la «Züri City Card» con un 51.69%.

Según Bea Schwager, la «Züri City Card» aportará seguridad a los y las Sans-Papiers, ya que contarán con un documento con el que podrán identificarse incluso delante de la policía. De esta manera el miedo disminuirá en gran medida. De igual manera los y las Sans-Papiers podrán tener acceso directo a muchos servicios públicos sin necesidad de tener que recurrir a la oficina SPAZ, como por ejemplo: podrán inscribir o hacer cambios necesarios en las guarderías de sus hijos e hijas; acceso a la cultura, descuentos en espacios deportivos, piscinas públicas, etc. Pero, sobre todo, mejorará su calidad de vida al sentirse parte de la ciudad, poseyendo un documento que lo acredita.

La carrera aún no ha terminado, es posible que en un par de años los partidos políticos de la oposición consigan una vez más llevar a votación popular la aprobación de la «Züri City Card». Pero como la idiosincrasia de los y las migrantes es la perseverancia y la resiliencia, la lucha continuará y gracias al apoyo de la población zuriquesa, la «Züri City Card» se hará realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Último número publicado

Novedades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies