Seleccionar página

Aniversario del 12M y 15M

Aniversario del 12M y 15M

ads1_90-300x224-1391461Hace ya un año la población española tomó la calle manifestando el descontento con la situación actual del país. Esta situación tuvo su origen hace unos años comenzando con la especulación inmobiliaria, a lo que le siguió la multiplicación por 10 del precio del metro cuadrado de la vivienda y que España se convirtiera en el país del mundo con más oficinas bancarias por habitante. Como consecuencia de esta burbuja inmobiliaria, en el 2012 la inmensa mayoría pagó los errores de la minoría: en la actualidad España cuenta con 3 millones de casas sin vender, el cierre de medio millón de comercios y el aumento desmesurado de familias que viven por debajo del umbral de la pobreza.

De ahí nació en mayo del 2011 un movimiento ciudadano y social que recibió el nombre de “Los indignados”. Esta serie de protestas pacíficas reunían a ciudadanos españoles que no estaban de acuerdo con el modelo político y económico de España, y que buscaban una democracia más participativa, alejada del bipartidismo PSOE-PP. Entre otros, se escuchaban lemas como “Democracia real ¡YA! No somos marionetas en manos de partidos y banqueros” o “Sin casa, sin trabajo, sin pensión, sin miedo”.
Paralelamente en Europa se manifestaban los españoles residentes en el extranjero delante de la embajada española en Londres y la plaza del Dam en Amsterdam, como apoyo a las manifestaciones en España, lo que creó el movimiento llamado la “Spanish Revolution”. Más adelante, el movimiento llegó a países como Alemania, Grecia, Irlanda o Francia, donde los mismos nativos se vieron identificados con las razones de la protesta y dio ejemplo para crear otros grupos paralelos, como la “Réelle Démocratie Maintenant” francesa o la “Italian Revolution”. Unos días más tarde llegaron estas manifestaciones a otras ciudades del mundo, como Nueva York, Buenos Aires y Cuidad de México, alcanzando un total de más de 1.000 ciudades y 82 países.
Después de un año de movilización activa sin respuesta, el pasado día 12 y 15 de mayo la población de echó de nuevo a las calles para continuar reivindicando un cambio global de justicia social, distribución de la riqueza, ética pública, escucha y democracia participativa.
A pesar de ser un movimiento abierto y transparente, y de los logros conseguidos, como la politización de la población jóven que comienza a interesarse por sus representantes, la capacidad de crear una respuesta contundente a las medidas agresivas del estado y a todo el desarrollo de la red en internet y de las plataformas, la clase política y los poderosos no han entendido el mensaje. El crimen económico legalizado en el poder, la represión y los bloqueos que se imponen desde las instituciones siguen vigentes.
Las consecuencias de la política actual para los jóvenes españoles son alarmantes. La falta de oportunidades profesionales es la principal causa de que cada vez más jóvenes se decidan por salir del país en busca de un lugar dónde puedan desarrollarse personal y profesionalmente.
Según un comunicado de este año del máximo ejecutivo de la Federación Nacional de Asociaciones de Consultoría, Servicios, Oficinas y Despachos (FENAC) y vicepresidente de la Comisión Laboral de CEOE, Francisco Aranda, más de 300.000 españoles han dejado España desde 2008. En opinión de Aranda se trata de la generación más formada de la historia contemporánea de España a la que ahora no se puede corresponder con un empleo. Además, la Fenac alerta de la pérdida de jóvenes cualificados en España, lo cual ya se conoce como Generación JESP (Jóvenes Emigrantes Sobradamente Preparados). Se habla de una peligrosa fuga de conocimiento y de capital humano que obstaculizará el desarrollo económico del país.
Es un hecho que la democracia representativa actual está agonizando, y que un proceso de cambio social y nuevas ideas inspiradoras son vitales para el futuro de las nuevas generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Último número publicado

Novedades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies